Nubilla 16/06/2013

Nubilla 9:30 de la mañana, hay que estar más golpeado que el pandero de un árabe para poner una prueba ciclista a esta hora. Esto es seguro lo que hemos pensado más de un padre, pero bueno, algún día nos sacaran de pobres estos chicos.
Se presume una carrera dura (10 vueltas) y dice el rutómetro, de pronunciadas subidas. Pocos corredores  en la salida desde el camping.

Rápidamente una caída y la orografía del terreno hacen de filtro dejando a poco más de 20 corredores en carrera. Y entre ellos se quedan Jonan, y como no, Sr. Yerai. Cuando las cosas se ponen duras nosotros, que no espabilamos, nos ponemos a hacer escapadas y filigranas varias.

Así que a Sr. Yerai  se le cruzan los cables,  se mete en una escapada que al final de la prueba da sus resultados consiguiendo el premio de la montaña.

Este chaval cada día da más miedo, se está convirtiendo en uno de los tíos más duros del pelotón. Subiendo demuestra que está en plena forma  y menos mal  que su padre le puso un cepo  en la pierna derecha, porque quería dar otras dos vueltas. Jonan consigue llegar en el pelotón acusando la dureza de la prueba.

El resto del equipo fue eliminado al quedarse descolgados.  Dani tuvo un percance afortunadamente quedando en chapa y pintura. Recupérate campeón. Poco más se puede decir de este duro día, estamos llegando al verano y a partir de ahora, todo va a ser así.
¡No tenemos miedo!